Prevención contra el virus de la gripe

A últimos del mes de octubre comenzó la campaña de vacunación de la gripe con el objetivo de prevenir la morbilidad y la mortalidad asociada a esta enfermedad.

Se trata de una enfermedad de curso agudo cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno. El período de incubación es de 48 horas con una variación entre 1 y 7 días. La forma de trasmisión se realiza a través del aire mediante la tos y estornudo.

¿Cuáles son los síntomas y cómo se manifiesta?

Los síntomas principales de cómo puede manifestarse la gripe serían:

  • Fiebre hasta 39ºC.
  • Dolor de cabeza y dolores musculares.
  • Estornudos con tos intensa y persistente.
  • Escalofríos.
  • Secreción nasal o rinorrea.
  • Lagrímeo.
  • Faringitis leve.

Estos síntomas pueden fácilmente confundirse con los de otras patologías respiratorias como puede ser el catarro común. Es una enfermedad con una evolución de entre 5 a 7 días, aunque algunos de los síntomas pueden tener una duración de entre 2 y 3 semanas.

¿Qué medidas preventivas podemos aplicar?

La vacuna contra la gripe puede ser la medida más eficaz para prevenir la gripe y sus complicaciones.

También es básico tomar medidas higiénicas adecuadas para disminuir la posible transmisión del virus, cómo, por ejemplo:

  • Taparse la boca al toser o al estornudar, utilizando pañuelos desechables.
  • Lavarse las manos con frecuencia, sobre todo, tras haber estornudado o tosido.
  • Es importante no reutilizar los pañuelos utilizados al estornudar o en la limpieza de las secreciones nasales.
  • Procurar ventilar las habitaciones y los locales a diario para renovar el aire y el ambiente interior.

¿A qué grupos de riesgo van dirigidas las vacunas?

Las vacunas, como medio de prevención ante la gripe, van dirigidas principalmente a los siguientes grupos de población:

  1. Personas mayores, con preferencia a los mayores de 65 años de edad, con especial atención a aquellas personas que conviven en instituciones cerradas como centros hospitalarios, residencias, etc.
  2. Personas con menos de 65 años de edad que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:
  • Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada), neurológicas o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.
  • Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con enfermedades como:
    • Diabetes mellitus.
    • Obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes o ≥3 DS en la infancia)
    • Enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico.
    • Hemoglobinopatías y anemias.
    • Trastornos de la coagulación.
    • Hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples.
    • Asplenia o disfunción esplénica grave.
    • Enfermedad hepática crónica, incluyendo alcoholismo crónico.
    • Enfermedades neuromusculares graves.
    • Inmunosupresión (incluyendo las inmunodeficiencias primarias y la originada por la infección por VIH, por fármacos –incluyendo tratamiento con eculizumab-, en los receptores de trasplantes y déficit de complemento).
    • Cáncer y hemopatías malignas.
    • Implante coclear o en espera del mismo.
    • Fístula de líquido cefalorraquídeo.
    • Enfermedad celíaca.
    • Enfermedad inflamatoria crónica.
    • Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

En este grupo se prestará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

  • Menores entre los 6 meses y los 18 años de edad, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.
  • Personas de cualquier edad (mayores de 6 meses) institucionalizadas de manera prolongada.
  • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.
  • Menores entre los 6 meses y 2 años de edad, los cuales hayan tenido un nacimiento prematuro inferior a las 32 semanas de gestación.
  1. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:
  • Personal laboral de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria, pública y privada, así como personal de oficinas de farmacia. Con mayor atención al personal que pueda tener un contacto directo de forma continuada con pacientes de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos con anterioridad.
  • Personal laboral que trabaje en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente aquellos que tengan un contacto continuo con personas vulnerables.
  • Estudiantes en periodo de prácticas en centros sanitarios.
  • Personas que realicen asistencia y cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o a personas mayores.
  • Personas que conviven en el hogar con otras que pertenecen a los grupos de alto riesgo por su condición clínica especial, incluyendo a los menores a partir de los 6 meses de edad.
  1. Otros grupos en los que se recomienda la vacunación:
  • Personas que trabajen en Servicios Públicos esenciales, con especial atención a los siguientes grupos:
  • Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con dependencia nacional, autonómica o local.
  • Personal del Cuerpo de Bomberos.
  • Servicios de Protección Civil.
  • Personal que trabaje en los servicios de emergencias sanitarias.
  • Personal de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial (como centros de acogida de inmigrantes).
  • Personal laboral con exposición directa a aves domésticas o a cerdos en granjas de explotaciones avícolas o porcinas, así como también a aves silvestres. La finalidad es reducir la oportunidad de una posible infección que acompañe el virus humano y el aviar o porcino, intentando reducir la posibilidad de recombinación o intercambio genético entre ambos virus.

¿Qué dosis de vacunas son las adecuadas?

En la vacunación de la población infantil se pueden administrar dosis de 0,5 ml a partir de los 6 meses de edad (independientemente de la vacuna administrada).

En los menores de 9 años que se vacunan por primera vez, se deberán administrar 2 dosis de vacuna con un intervalo mínimo entre las dosis de 4 semanas. En temporadas sucesivas se administrará una sola dosis, como al resto de la población.

Fecha de inicio de la campaña de vacunación antigripal…

Según las recomendaciones aprobadas por la Comisión de Salud Pública, la campaña de vacunación en la población general se suele iniciar entre la tercera semana del mes de octubre y la primera semana del mes de noviembre, ya que es el periodo que garantiza un suministro adecuado de vacuna, se optimiza la efectividad de la campaña y puede permitir la adaptación al patrón epidemiológico de presentación de la infección como a las peculiaridades de la organización sanitaria en cada ámbito geográfico del territorio.

Autoridad Sanitaria para la administración de la vacuna.

La Autoridad Sanitaria en materia de Salud Pública es la institución que decide la puesta en marcha de esta vacunación por un riesgo epidemiológico, con el fin de preservar la salud de la colectividad de la población y de las personas con mayor riesgo que puedan desarrollar complicaciones por este virus, por lo que no es preciso un diagnóstico ni prescripción previa.

Estas recomendaciones de vacunación se formulan al amparo de lo establecido en la Ley General de Salud Pública, Ley 33/2011, y en la normativa de las Comunidades Autónomas en materia de salud.

Desde el PortalCuídate de UATAE esperamos que esta información sea de tu interés con el fin de concienciar a las personas trabajadoras, autónomas y emprendedoras, para prevenir este tipo de riesgos para la salud.

Fuente:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/Recomendaciones_vacunacion_gripe.pdf

https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/gripe/gripe.htm

Ver más

Amianto, el peligro oculto

En la actualidad existen en España miles de toneladas de amianto en edificios, instalaciones, medios de transporte (embarcaciones, maquinaria ferroviaria, maquinaria pesada, etc.), etc. Según…
Menú